CLÍNICAS DE LA MUERTE: OFRECÍAN CIRUGÍAS ESTÉTICAS, PERO OPERABAN DE MANERA CLANDESTINA

Esta semana hemos lamentado la muerte de dos mujeres tras realizarse cirugías estéticas en clínicas clandestinas.

El primer caso se produjo en horas de la mañana del lunes cuando una joven de 25 años falleció tras someterse a una liposucción en un consultorio clandestino ubicado en la calle Nueva Esperanza, en la provincia de Maynas, Iquitos.

Familiares de la mujer llegaron al lugar para intentar socorrerla, pero fue demasiado tarde. La víctima fue trasladada a la clínica Ana Sthal, donde certificaron su deceso. Asimismo, se conoce que se detuvo a una enfermera, pero el médico que encabezó la operación se encuentra desaparecido

Horas más tarde se produjo el segundo caso en Lima, cuando una mujer de 50 años falleció mientras le estaban realizando el procedimiento estético denominado como lipoescultura, a cargo de la clínica La Rosa, ubicada en el tercer piso de un edificio situado a la altura de la cuadra 10 de la avenida Antúnez de Mayolo, en Los Olivos.

En declaraciones la municipalidad y fiscalizadores de dicha jurisdicción, afirmaron que este establecimiento fue considerado como clandestino, dado que no contaba con las autorizaciones respectivas para funcionar; sin embargo, hasta la fecha, no ha sido clausurado.

Solo fueron detenidos el medico anestesiólogo y la enfermera, pues el doctor que estaba a cargo se dio a la fuga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *